Thor: Ragnarok (2017)

Thor: Ragnarok (2017)

Aún a riesgo de dejar de tener sentido o dejar de ser fiel a su estilo, la nueva de “Thor” deja de tomarse en serio a sí misma, la tendencia cada vez más frecuente en Marvel. Así Thor, al igual que la película, deja de ser el príncipe ingenuo objetivo de las bromas, para ser él quien las hace, para reírse de sí mismo sin esperar que otros lo parodien. Ese tono de la peli de tomárselo todo a chiste, de no tener respeto por nada, ni por los villanos más poderosos ni por lo momentos clave de la trama, nos recuerda al instante a las gamberradas de los “Guardianes de la galaxia”. Es más, las clases aceleradas de ironía del dios del trueno acercan su personalidad a la de Star-Lord. Pero las similitudes con ese otro éxito cinematográfico de Marvel no se quedan ahí y “Thor: Ragnarok” se convierte en una space opera psicodélica de estética ochentera, e incluso diría que va un paso más allá con su banda sonora electrortera. En definitiva, esta entrega de “Thor” experimenta un cambio completo de registro que le sienta genial. Se puede decir que, ahora sí, “Thor” se une a la fiesta de Marvel. ¡Y que no pare!

Director: Taika Waititi Guión: Eric Pearson Música: Mark Mothersbaugh Fotografía: Javier Aguirresarobe Intérpretes: Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Cate Blanchett, Tessa Thompson, Mark Ruffalo, Idris Elba, Karl Urban, Anthony Hopkins, Benedict Cumberbatch, Jeff Goldblum, Sam Neill, Ray Stevenson, Tadanobu Asano, Taika Waititi, Stan Lee, Rob Mayes, Rachel House, Luke Hemsworth, Charlotte Nicdao, Matt Damon, Zachary Levi

Estados Unidos | 2017 | 130 minutos | Acción | Aventuras | Comedia | Fantástico | Superhéroes | Cómic | Marvel Comics | Secuela | 3-D |