Días extraños - Strange Days (1995)

Días extraños - Strange Days (1995)

El caos invade las calles de Los Angeles en estos días extraños, últimos del año 1999. En esta situación un nuevo divertimento aparece de manera clandestina. Se trata de un dispositivo que se coloca sobre la cabeza y permite grabar las experiencias que se tengan y reproducirlas en otros dispositivos semejantes y así “experimentar” momentos de la vida de otros. Una idea muy buena (de James Cameron, por entonces ya ex de la directora) que acaba cayendo en todos los tópicos de los thrillers, ya sean de ciencia ficción o no, de los 80 y 90. Por otro lado habría que analizar el componente de ciencia ficción de la cinta. ¿Existiría alguna diferencia si esas grabaciones de experiencias fueran en video tradicional? Para la historia yo creo que no. El aparato ese pasa por ser un detalle importantísimo, pero intrascendente en si mismo para el argumento. Una excesiva duración y una ambientación fallida, consecuencia de la precaria producción, terminan por llevar al saco de los thrillers de acción una prometedora idea.

5/10

Director: Kathryn Bigelow Guión: James Cameron, Jay Cocks Música: Graeme Revell Fotografía: Matthew F. Leonetti Intérpretes: Ralph Fiennes, Juliette Lewis, Angela Bassett, Tom Sizemore, Michael Wincott, Vincent D'Onofrio, Josef Sommer, Glenn Plummer

Estados Unidos | 1995 | 139 minutos | Ciencia ficción | Fantástico | Thriller | Cyberpunk | Thriller futurista |