The Last of Us (2013)

The Last of Us (2013)

En los últimos tiempos de una generación de consolas siempre aparecen piezas inesperadas que rivalizan con las estrellas de la próxima generación. Según toda la prensa especializada ese es el caso de “The Last of Us”, del que he llegado a leer que con él los videojuegos han alcanzado la madurez. Escéptico por esa clase de comentarios me dispongo a jugar al prematuramente elegido juego del año (sin esperar a GTA V).

Lo primero que llama la atención del título es que el juego entra por los ojos. Sobre todo en las cinemáticas (siempre en tiempo real) en las que se utilizan modelos más detallados de los protagonistas. El motor gráfico y el control me han recordado “Uncharted”, producido por el mismo estudio, el principio a “Heavy Rain”, juego con el que tiene más cosas en común, y el escenario y ambientación a la Ciudad 17 de “Half Life 2”. Pero es con otro juego olvidado por el tiempo, uno de los años de PS2, con el que he visto una relación más clara. Se trata de “Manhunt”, el polémico e infravalorado título que Rockstar lanzó en 2003. Básicamente, lo que ha hecho Naughty Dog es copiar la mecánica de juego tal cual, con sus defectos también, y le ha puesto como adorno una trama de autentico lujo. Es ahí donde llega de nuevo el problema, ¿Se han acabado las ideas para hacer nuevos juegos y ya simplemente queda que nos cuenten nuevas historias? ¿Hay por ahí diseñadores de juegos que en realidad son cineastas frustrados? No creo que sea así, pero habrá que seguir soportando a los que insisten en que para que los videojuegos se equiparen al cine... hay que transformar los videojuegos en películas. Casi me veo obligado a dar dos opiniones por separado.

He aquí mi comentario flash como juego: En “The Last of Us” nuestro aliado es el sigilo y para avanzar tendremos que ocultarnos y matar por la espalda. Si nos pillan siempre podremos reaccionar y acabar con los enemigos a la tremenda, o huir y volver a plantear la situación. Eso sin contar que algunos enemigos son zombies sedientos de nuestra sangre. La escasa munición y la tensión de algunos momentos apoyan el gran valor del juego, su ambientación. El desarrollo va de menos a más, y por la mitad del juego es cuando el mundo del juego logró envolverme completamente. Personalmente aconsejo jugar con las luces apagadas. El mundo del juego también invita a la exploración, aspecto que los grandes juegos está olvidando últimamente. Mi sensación general es que “The Last of Us” es un juego muy bueno, pero irregular, con fases muy positivas y otras no tanto. Un apunte: lo de la IA de los compañeros es de ridículo esperpéntico.

Ahora como peli: Han pasado 20 años desde que una epidemia cambio nuestra vida en la tierra. El mundo ha cambiado, se ha vuelto salvaje. La esperanza para el hombre es tan ínfima, que el ser humano se encuentra perdido, lo único que importa es sobrevivir. Como ejemplo de esto tenemos a Joel un contrabandista cuyo último encargo en trasladar a una niña, Ellie, una esperanza para el alma de Joel y para la humanidad. El cine de zombies está tan lleno de porquería que cuando te encuentras con una buena historia uno solo puede aplaudir. Y es que “The Lasto f Us” es un violento drama sobre el viaje redentor del ser humano. Las aspiraciones dramáticas además quedan rubricadas por el compositor de su banda sonora, Gustavo Santaolalla.

Desarrollador: Naughty Dog, Inc. Guión: Neil Druckmann Música: Gustavo Santaolalla Intérpretes: Ashley Scott, Ashley Johnson, Nolan North, Troy Baker, Laura Bailey, Annie Wersching, Steve Blum, Jennifer Hale, W. Earl Brown, Kari Wahlgren, Josh Keaton, Fred Tatasciore, Robin Atkin Downes, Travis Willingham, Gideon Emery

Estados UnidosEstados Unidos | 2013 | Videojuego |