Uncharted 4: El desenlace del ladrón Uncharted 4: A Thief's End (2016)

Uncharted 4: El desenlace del ladrón - Uncharted 4: A Thief's End (2016)

Años después de la tercera parte, Nathan, ya retirado de sus aventuras, vive felizmente casado con Elena. Pero ahora su hermano reaparece tras años en los que lo creía muerto, lo que da pie a una nueva búsqueda, esta vez de un tesoro pirata. Así, el argumento del último “Uncharted” trata sobre como el nuevo Nathan lucha con sus ansias de aventura, representadas por su hermano. A partir de estas ideas, ya saben, el argumento utiliza en exclusiva los clichés de Hollywood pero es muy disfrutable que es de lo que se trata, y la verdad los misterios que descubre el guión me han parecido de lo más original.

La archifamosa saga de Naughty Dog da el salto generacional con esta cuarta entrega, y lo hace con un logró técnico y visual sin precedentes en el hardware Playstation 4. En ocasiones es casi imposible no pararse a contemplar unos paisajes majestuosos, o alucinar con unos movimientos faciales llenos de detalles, o ser deslumbrados por una iluminación casi real. En definitiva, el acabado gráfico es de película y no deja de sorprender en ningún momento. Con esos gráficos, ese acabado cinematográfico y el guión de cine, es inevitable engancharse con su trama, aunque quizás no lo hagas con el juego. Y es que me ha llegado a parecer un fastidio tener que volver a jugar después de unas cinemáticas, y no poder seguir disfrutando de la historia y del portento técnico.

Así que de nuevo el fallo de “Uncharted” es que es más película que juego. Al final el problema es como plantea la jugabilidad desde su base, con una linealidad absoluta y un desarrollo encorsetado en el que el jugador tiene poco que decidir. Ahora toca subir por aquí, ahora toca ser sigiloso, ahora pegarse tiros, .. y al final importa poco como juegues, vas a entrar por el aro y vas a hacer lo que hay que hacer, incluso si tienes poca habilidad con el mando. ¿Cómo un juego protagonizado por un explorador puede incitarme tan poquito a explorar? Sí, es triste.

En cuanto a mecánicas de juego, en “Uncharted 4” encontraremos solo alguna novedad puntual. Es decir, estamos ante el Uncharted de siempre. Pero eso sí, los ya de por sí exquisitos movimientos de Nathan son depurados aun más, hacen que el avance del personajes por superficies, plataformas y salientes sea natural, y asegura combates dinámicos con los enemigos. La sensación es que también en la acción estás viendo una película, y más importante, que los estás controlando tú con el mando. Aunque no logra disimular que en ocasiones se nos hacen pequeñas ayuditas para que la acción no pare, sacrificando en el camino aun más la dificultad.

Y aquí hay algo digno de estudio. La dificultad es tan baja, el camino está tan deletreado, tan pensado para que simplemente fluyas, que a la más mínima que no puedes avanzar la situación se vuelve frustrante, incluso para mí que lo que busco en un juego es justo lo contrario. Y eso teniendo en cuenta que los puntos de control son constantes. Pienso que es precisamente porque el juego nunca te obliga a jugar bien, no hay esfuerzo, el jugador puede ir perfectamente en piloto automático, no hace falta explorar, ni apuntar bien, ni apurar saltos… quizás podría salvar los puzzles, por cierto muy originales. Tranquilo, por muy torpe que seas tampoco te vas a quedar atacado en ellos.

Es una pena pensar lo buen juego que podría haber sido con esos gráficos, con esos movimientos del personaje y esas secuencias de acción, pero es que quizás estamos ante un problema de toda esta generación. Los scripts, los caminos guiados de juegos que hemos visto innumerables veces en la anterior generación, a estas alturas los nuevos gráficos ni ocultan ni lo pretenden ocultar. Esta generación está innovando poco, para mí no ha existido ni de lejos un salto cómo los que vivimos en el pasado. Esta generación es un remaster de la anterior que mejora los gráficos un poquito, y “Uncharted 4” es el mejor ejemplo de un nuevo juego que en realidad es más de lo mismo.

¿Hasta que punto es esto malo? Pues depende de lo que busques. “El desenlace del ladrón” vuelve a querer ser una peli de aventuras jugable, y lo consigue, y la historia es muy buena para ser un videojuego, y puedes avanzar en cada partida un poquito y disfrutarlo como si fuera una serie de televisión. El único problema que le encuentro es que a esto lo llaman videojuego.

Desarrollador: Naughty Dog, Inc. Guión: Neil Druckmann; Josh Scherr Música: Henry Jackman Intérpretes: Nolan North, Troy Baker, Richard McGonagle, Emily Rose, Warren Kole, Laura Bailey, Brandon Scott, Hemky Madera, Robin Atkin Downes, Merle Dandridge, Chase Austin, Britain Dalton, Alejandro Edda, Kaitlyn Dever, Orion Acaba

Estados UnidosEstados Unidos | 2016 | Videojuego |